PAOLA ZURITA

Hiperactiva y proactiva, integra la filosofía de vivir la vida al máximo, haciendo de cada experiencia algo inolvidable.

Facebook 126K

Twitter 200K

Instagram 1.5M

TikTok 1.5M

Top
Capilano - Paola Zurita
fade
4123
tour-item-template-default,single,single-tour-item,postid-4123,theme-voyagewp,mkd-core-1.3,mkdf-tours-1.4.3,woocommerce-no-js,voyage-ver-2.1,mkdf-smooth-scroll,mkdf-smooth-page-transitions,mkdf-ajax,mkdf-grid-1300,mkdf-blog-installed,mkdf-header-standard,mkdf-sticky-header-on-scroll-up,mkdf-default-mobile-header,mkdf-sticky-up-mobile-header,mkdf-dropdown-default,mkdf-fullscreen-search,mkdf-fullscreen-search-with-bg-image,mkdf-search-fade,mkdf-side-menu-slide-with-content,mkdf-width-470,mkdf-medium-title-text,wpb-js-composer js-comp-ver-6.8.0,vc_responsive
 

Capilano

Capilano

by Paola Zurita

Capilano Suspension Bridge

Creo que en mi vida había visto tantos puentes colgantes como en Vancouver. Desde chiquita los puentes colgantes me fascinan y me vuelven loca, me encontré con unos divinos por acá en lugares como Lynn Valley, Sea to the Sky Gondola en Squamish y en Capilano.

1

Lynn Valley

Lynn Valley es menos turístico y por eso menos personas lo conocen, pero vale mucho la pena. Hay mil hikes alredor que puedes disfrutar. Como ya saben, yo soy un poco intensa así que estaba feliz y por supuesto hice todos.
2

Capilano

Ahora de regreso al tema principal (jajaja) Capilano Suspension Bridge. ¡No existen palabras para describir lo increíble que es este lugar! Aparte de tener una vista increíble y respirar aire totalmente fresco, el puente, tiene una altura de 70 metros. Una vez me aventé del bungee de Acapulco con una altura de 50 metros, así que créanme que estar parada en este puente se siente bastante emocionante. También tiene mini puentes colgantes que conectan diferentes casas de árbol. De verdad, mientras caminaba por ahí, le dije a mi amiga que me sentía en el la película de Peter Pan. Y dejo lo bueno para el final… El cliff walk. No voy a decir una sola palabra sobre esto. Ahora sí que, una foto vale más que mil palabras. Bueno, creo que ya se dieron cuenta de mi amor por este lugar (jaja). Si vienen a Vancouver tienen que venir a Capilano, se los juro no se van a arrepentir.

Write a Review

Recomendación